Usando la escala de 9 valores el Blanco es 1 y Negro es 9, al centro está 5 que es una mezcla al 50% de ambos. Del 1 al 5 son valores ascendentes de luz y del 5 al 9 descendentes. Notemos entonces que cuanto más blanco haya en una mezcla, más alto será el valor; cuanto más negro tiene la mezcla, más bajos los valores.

La naturaleza tiene muchísimos más que 9 valores tonales pero en la pintura es recomendable utilizar 4 ó 5 máximo para que la imagen sea más poderosa. Con muchos valores se cansa la vista y causa desagrado, mientras que con pocos la imagen es clara. Así que para lograr enfoque en la obra usamos el contraste, sucede que entre tantas tonalidades la vista puede irse a cualquier parte si no contrastamos el área focal con tonos opuestos en el objeto de atención y su fondo inmediato.

¿Cómo se sabe cuál valor es un color determinado?
Funciona perforar la escala de valores con un perforador en el centro de cada valor y luego poner la escala cerca del color en cuestión, observando el color a través de los diferentes orificios hasta encontrar la intensidad de tono comparable a ese color.
Otro truco es fotografiar el cuadro en blanco y negro o tomarla a color y pasarla a B/N, se sorprenderán cuán lejos estamos algunas veces en pensar que un color intenso como un rojo de cadmio puro, por ejemplo, fuese de un valor más bajo, porque se percibe oscuro, pero en realidad es un tono intermedio. La mejor costumbre aunque cueste, es entrecerrar los ojos. Cuando vemos el cuadro entrecerrando los ojos, eliminamos el exceso de información y podemos percibir la obra de forma simple, así es más fácil relacionar los colores con los valores. Esto también ayuda si vemos el modelo de la misma forma, así podemos trasladar la información a la tela de manera más sencilla. No significa que pintemos todo el cuadro entrecerrando los ojos pero sí saber que es de gran ayuda hacerlo.

Recuerde..
Menos es más.
Sucede que el inconsciente sí registra las variaciones en las tonalidades aunque no lo percibamos de forma clara, muchas veces nos pasa que nos desagrada una obra y no sabemos por qué y es que muchas veces los cuadros tiene muchos valores y el cerebro lo registra como un exceso, es complicado. Entre menos valores tenga una obra, más clara y limpia será.

Cuando pinte, haga un mapa de valores. Si está acostumbrado a hacer bosquejos, rellene los espacios en las diferentes tonalidades, limitese a pocos valores. Si no lo acostumbra, está bien, no todos trabajamos igual, haga el plan mental y apéguese a el, pero como resulta que las obras sin un plan adquieren vida propia, tome fotos en b/n a medida que avanza, así podrá ver si está captando la atención debida en el punto focal del cuadro, que como lo comentaba en el blog el 11 de febrero en la entrada "cuál es el objetivo de un cuadro y como se logra", allí debemos poner el mayor contraste de luz y sombra y el resto de la obra deberá tener pocos valores para que sea agradable a la vista.

¡Muy bien, a pintar! ¡El Arte es mi filosofía!

Topics: Clase Virtual | Dibujo | Estudiante | Observacion | Pintura | Taller